2 de enero de 2012

El Dr. Gachet pintado por Détrez, Gautier, Léandre, Van Gogh y Goeneutte, más algunas fotografías suyas.


Hace más tiempo del que debería, el pasado 20 de octubre de 2011, mi amigo de Nicaragua, el Dr. Juan Herrera Salazar, me propuso una cuestión interesante: ¿Cómo fue la relación médico-enfermo entre el Dr. Gachet y Vincent van Gogh, paternalista o benevolente? Todo un reto porque, como le decía entonces, nunca había estudiado a fondo la biografía del pintor y de Gachet sólo conocía los dos retratos más famosos que van Gogh le hizo. Así que, a ratos, cuando podía, empecé a buscar la mayor y mejor información posible sobre ambos. Y todavía estoy en ello... Se trata de un tema apasionante pero controvertido, y la bibliografía que he localizado, en su mayor parte, se encuentra en idiomas que desconozco, sobre todo -lógicamente- en francés, aunque con ayuda la voy traduciendo poco a poco. No puedo, por tanto, responder todavía a la pregunta de mi amigo; pero quiero que el Dr. Herrera Salazar sepa que no me olvido del reto y, en cuanto sea posible, publicaré mi respuesta en el blog Tiempo para la Memoria y -como vengo haciendo últimamente- en Medicina, Historia y Arte. De momento, a modo de aperitivo, traigo aquí una galería de retratos del Dr. Paul Ferdinand Gachet (1828-1909), porque este médico peculiar, amigo de artistas y artista él mismo, que sólo conoció a Vincent van Gogh (1853-1890) durante los dos últimos meses de vida del pintor que lo haría pasar a la historia, no sólo fue pintado por él.

Paul Gachet compartió sus estudios y su ejercicio profesional, como médico, con su pasión por el arte. Él mismo fue autor de un buen número de dibujos, grabados y pinturas, que firmaba con el seudónimo Paul Van Ryssel, que no se pueden calificar de excelentes pero sí merecen que, en alguna ocasión, les dediquemos nuestra atención. Y siempre le gustó cultivar la amistad de los artistas, en especial de los pintores. Su amigo Ambroise Détrez, que luego sería profesor de Bellas Artes en Valenciennes, le retrató cuando todavía era estudiante de Medicina.

Ambroise Détrez (1811-1863). Retrato del doctor Paul Gachet cuando era estudiante (c.1850-1852)
Óleo sobre lienzo. 58 x 48,5 cm.
Musée des Beaux-Arts. Valenciennes

Tendría Gachet entonces veinticuatro o veinticinco años de edad. En el retrato vemos a un joven delgado, de tez pálida y rostro alargado. El pelo es rubio oscuro, rojizo, y ligeramente ondulado. Los ojos claros y algo caídos. La nariz prominente, discretamente aguileña. Los labios dibujan una boca acorazonada y sobre el superior aparece un fino bigote con las puntas elevadas. La barbilla puntiaguda, casi prognata.


Diez años después, en torno a 1860, Armand Désiré Gautier (1825-1894) le pintó en el cuadro que vemos a continuación (del que lamento no haber podido conseguir una imagen de mayor calidad) en el que un Gachet elegantemente vestido se ha dejado crecer el pelo y las patillas, a la moda de la época, y lleva ya perilla; aunque todavía no es la que veremos en los retratos de épocas posteriores.


Armand D. Gautier (1825-1894). Le Docteur Paul Gachet (c.1859-1861)


Charles Lucien Léandre (1862-1934) se hizo especialmente famoso por sus caricaturas, como ésta que nos muestra a Gachet fumando en pipa, más alopécico de lo que en realidad era; pero perfectamente reflejados, por los demás, los rasgos característicos que vemos en los otros cuadros de esta época, cuando el médico ya rondaba los sesenta años de edad.

Charles Léandre (1862-1934). Paul Ferdinand Gachet (c.1887)

Fumando en pipa, también, en un grabado menos conocido que sus dos famosos cuadros, lo retrató Vincent van Gogh en mayo de 1890, cuando acababan de conocerse en Auvers-sur-Oise. El grabado fue realizado por el artista holandés en el taller propiedad de Gachet.

Vincent Van Gogh (1853-1890). El Dr. Gachet fumando en pipa
Grabado realizado el 25 de mayo de 1890
Rijksmuseum Kröller-Müller. Otterlo. Holanda

Pero, sin duda, el Dr. Gachet ha pasado a la historia por los dos cuadros que pintó "el loco del pelo rojo" un mes antes de quitarse la vida. Mucho hay que hablar de estos cuadros y de la especial relación médico-enfermo que mantuvieron el pintor y su modelo. Es mi propósito hacerlo más adelante.

Vincent Van Gogh (1853-1890).  Le docteur Paul Gachet (junio, 1990)
Óleo sobre lienzo. 67 x 56 cm.
Colección privada

De momento, dejo un enlace a la página del Museo de Orsay, donde se encuentra la segunda versión del retrato, y donde se habla de la relación que existió entre Vincent van Gogh y Paul Gachet. La página es muy buena; pero, posiblemente, habrá que matizar algunas de las afirmaciones que en ella se incluyen.

Vincent Van Gogh (1853-1890). Le docteur Paul Gachet (junio, 1890). Segunda versión
Óleo sobre lienzo. 67 x 56 cm.
Musée de Orsay. París


Pero todavía nos queda un retrato más. Uno de mis preferidos, el que pintó Norbert Goeneutte (1854-1894) recién llegado a Auvers, en 1891, un año después de la muerte de Van Gogh, el año en que el Dr. Gachet cumplía los 69 de edad. El ya anciano médico (que todavía viviría dieciocho años más) aparece de perfil, leyendo un libro apoyado en un atril. Sobre la mesa se puede ver una tetera, una lupa enorme, otro libro y encima sus lentes. Sin duda tenía ya problemas de visión pero, coqueto, no se pone las gafas para retratarse. La misma coquetería que le llevaría -según parece- a teñirse el pelo, como lo hacía aquel rey Pedro III de Aragón de quien nos hablaba no hace mucho mi amigo Antonio Castillo en su blog tagarete. Porque, desde siempre, la coquetería ha sido cosa de hombres.

Norbert Goeneutte (1854-1894). El doctor Paul Gachet (1891)
Óleo sobre madera. 35 x 27 cm.
Musée de Orsay. París

Para acabar, dos fotografías bien distantes en el tiempo, lo mismo que sus retratos pintados. En la primera lo vemos vestido de uniforme, durante su servicio militar.

Paul Gachet fotografiado con uniforme militar (1849)

La otra es una de sus imágenes más conocidas, la misma que tenía cuando le inmortalizó Van Gogh.

Fotografía del Dr. Paul Gachet, en la época en que le pintó Van Gogh

4 comentarios:

  1. Excepcional entrada, doctor Doña. La pintura y la realidad, la amistad y la medicina, la investigación y la plasticidad.
    Como siempre, un cuidadoso acierto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Entre los distintos asuntos que intento llevar adelante (nunca he sido capaz de dedicarme a una sola cosa), desde hace unos meses estoy estudiando la figura del Dr. Gachet, tan conocido por los retratos de Van Gogh como desconocido por todo lo demás... Procuro no apasionarme, pero estoy encontrando un ser muy interesante.
    Gracias, José Julio, por tus palabras siempre tan amables.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Sí que fue retratado, el Doctor Gachet! No tenía ni idea, Francisco; me ha resultado interesante y sorprendente "conocer" al famoso médico que pintó Van Gogh; gracias por "presentárnoslo". Por cierto; este blog va ganando en elegancia, je, je. (En mi opinión, el fondo oscuro es el mejor para resaltar las pinturas)
    Esperando que te dejen muchos regalos sus Majestades de Oriente (sé que has sido bueno este año) te mando muchos besos, querido Doctor Doña.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Lola, querida amiga, por tu encantadora presencia aquí y por la amabilidad de tus palabras.
    Sí, aunque soy más de fondos claros, la verdad es que para éste, de retratos, es mejor el oscuro que -como bien dices- los resalta más.
    En cuanto al Dr. Gachet (a quien no debemos confundir con el inspector de igual apellido...), resulta que me he encontrado con un personaje interesantísimo, poco conocido y muy controvertido; pero la poca bibliografía que he podido localizar está en francés (yo soy de inglés) y me está costando mucho traducirla. Espero poder publicar más sobre él.
    Gracias, de nuevo. ¡Que se porten bien los Reyes Magos, repito, Magos, porque tú si que has sido buena! Recibo muy a gusto esos besos, y te doy un montón más.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...